AL AIRE
Cristo en Línea
Rosario

El Señor está Vivo y queriendo resucitar en tantos rostros que han sepultado la esperanza, que han sepultado los sueños, que han sepultado la dignidad. Y si no somos capaces de dejar que el Espíritu nos conduzca por este camino, entonces no somos cristianos.

Padre Richard

Nació el 15 de enero de 1935.  Recibió su Ordenación Sacerdotal el 6 de agosto de 1963. En 1981 recibió la Parroquia de Santa Rosa de Lima en Múzquiz, Coah. hasta el 2010. Desde el año de 1973 se le dio Nombramiento de Asesor Diocesano del CEC – Círculo de Estudiantes Católicos, dedicando la mayor parte de su vida a los jóvenes.

Cada vida que encontramos es un don y merece ser acogida con respeto y amor; por lo tanto la justa relación con las personas consiste en reconocer con gratitud su valor. Desafortunadamente para el hombre corrompido por el amor a las riquezas, no existe otra cosa que el propio yo, y por eso las personas que están a su alrededor no merecen su atención. Pidamos en esta cuaresma que la Palabra de Dios suscite la conversión de nuestro corazón y orientarnos nuevamente a Dios; porque cerrar el corazón al don de Dios, tiene como efecto, cerrar el corazón al don del hermano.

- Yo Antonio Elizondo Solís, prometo por mi honor y con la ayuda de Dios, hacer cuanto de mi dependa por cumplir mis deberes con Dios, con mi patria y con mi familia; ayudar al prójimo en toda circunstancia; y cumplir fielmente la ley Scout". (Agosto de 1942)

Página 1 de 7

¿Quiénes Somos?

  • Cristo en Línea, es un grupo de laicas y laicos, religiosos, religiosas y sacerdotes que integran las distintas Diócesis, congregaciones y movimientos laicales.

    “Cristo en línea” estación de radio católica por internet donde se comunican “los valores evangélicos de manera positiva y propositiva” (cfr. Conclusiones de Aparecida N° 497).

Contacto

Emiliano Zapata 279 Colonia Pueblo Insurgente
Saltillo, Coahuila de Zaragoza 25137
México
+52 01 844 4343595
Mobile: +528442250394
cristoenlinea.com

Cita

Ef. 4,29

  • No salga de vuestra boca palabra desedificante, sino la que sirva para la necesaria edificación, comunicando la gracia a los oyentes.